About

Cada vez somos más conscientes del problema medioambiental que existe en el mundo. Como marca queremos ser un altavoz que ayude a concienciar y aportar así nuestro granito de arena para intentar disminuir el impacto negativo que afecta a nuestro planeta.

En Baluma sabemos la cantidad de materiales y productos que una vez desechados no se vuelven utilizar, con el perjuicio que eso supone. Por ello, tras buscar la forma de reciclar y ayudar a la sostenibilidad, se nos ocurrió utilizar uno de estos materiales para crear complementos de moda y reducir los residuos del medio. Hemos elegido un material con mucha personalidad y alineado con nuestra forma de pensar y ver el mundo: velas de barco.

Las velas tienen un periodo de vida limitado y cuando este finaliza y hay que cambiarlas, se tiran sin darles la posibilidad de un segundo uso. Además de ser de un material muy resistente, creemos que aporta un plus de romanticismo a nuestros productos: han recorrido este mundo, al que queremos salvar, navegando por distintos mares, recorriendo las costas de muchos países, con diferentes personas. Así damos la oportunidad a nuestros clientes de participar en esta historia y poder ampliarla con sus propias vivencias cuando compran nuestros productos.

Producimos en España de forma ética y sostenible, respetando los tiempos, porque en un mundo donde todo se obtiene rápido, queremos transmitir un mensaje de respeto y responsabilidad con el medio ambiente. Las cosas bien hechas requieren su tiempo.
Con esta filosofía desde un pequeño taller en Madrid, y con material 100% reciclado, se fabrican nuestros productos con mucho mimo y atención.

Actualmente tenemos en venta un producto:
Génova, una bolsa con bolsillo, de cincuenta centímetros de largo por cuarenta de alto. Es impermeable y reversible, diseñada para el día a día.

Nuestros productos tienen un valor añadido más, y es que son únicos. El tamaño y forma de Génova es siempre el mismo, pero el diseño es diferente. Esto se debe a que recogemos velas de todas partes de España y son diferentes unas de otras, por ello cada producto es único y nunca habrá dos exactamente iguales, lo que aporta aún más exclusividad a un producto ya de por sí diferente.

Al estar hechos con velas recicladas, conservan ese desgaste natural producido por el uso anterior al que queremos sumar el nuevo, que la gente que los lleve y los use para todo, la universidad, para hacer la compra, ir la playa, en los viajes, en un barco… que los desgasten más, dándoles vida propia. Queremos que salgan a la calle, que rueden por el suelo, que se caigan al agua, que se ensucien y las metan en la lavadora para volver a empezar.

Porque en Baluma transformamos las velas de barco en productos resistentes, impermeables, reversibles y únicos para que la gente no solo las disfrute sino también con el objetivo de concienciar y reducir el exceso de residuos en el planeta.